egg cabbage rice buddha bowl

Comida servida en un bowl y directa a comerse en ese mismo recipiente cónico, o lo que Instagram nos enseñó se conoce como Buddha bowls no son tan nueva onda como parece. Como su nombre lo indica es una referencia a la única (o una de las pocas) posesiones que un monje budista  tiene, y que le permite alimentarse de las ofrendas alimentarias que recibe por sus oraciones y bendiciones. Nada más lejano de los super abundantes bowls llenos de comida que vemos ya sea en Pinterest o IG, tal vez porque existe la tendencia a relacionarlos más con la desbordante panza del Happy Buddha que a la afirmación diaria de less is more.

A cada quién lo suyo.

(más…)

En Enero, junto con otros 4 talentosos blogueros de habla Hispana: BrenTxaberClara and Layla, viajé a Israel para descubrir sus raices culinarias, tendencias y la escena que domina hoy en la autollamada #startupnation. Invitados por la ONG VibeIsrael , asisitimos a cuanto evento culinario se puso en nuestro camino, desayunos, almuerzos, cenas (obvio), pero también clases de cocina, catas casuales de vino y espirituosos (oh l’eau de vie!), y hasta una sesión geek con creativos de los  mundo de la cocina. redes, y diseño.

Una de nuestras actividades favoritas durante nuestro #VibeComida tour, era sin duda la visita a mercados.  Caminamos por el lindo mercado de Machane Yehuda en Jerusalem (mas de eso en otro post), paseamos por el pequeñito pero muy pintoresco mercado de Akko, y en Tel Aviv hicimos lo mismo en el mercado de Levinsky . Los tres me encantaron, cada uno por diferentes razones, pero el mercado de Levinsky tuvo un toque más intimo, ya sea por la belleza de los edificios  Bauhaus/International que nos rodeaban (Tel Aviv es la ciudad con más edificios de éste estilo arquitectónico en el mundo), pero lo que seguro hizo esta experiencia memorable fue la compañía.

Durante nuestro recorrido, tuvimos una introducción a los negocios más representativos del shuk gracias al periodista culinario y personalidad de TV  Gil Hovav,  quien nos mostró sus lugares favoritos para comprar especias y condimentos raros,  y hasta nos forzó a tomar Arak a media mañana aún. Probamos nueces, frutos secos y otras delicias como las aceitunas, pero lo que a mí más me gustó fue un queso muy parecido al feta que se produce en Israel y que se llama HaMeiri. Hicimos otra parada para probar las famosas burekas en Penso, una panadería turca que es considerada la mejor cuando de burekas se habla en la Ciudad Blanca (así se le conoce a TLV). La familia Penso ha estado al mando de este negocio desde hace tres generaciones. Las burekas son empanadas a base de pasta filo rellenas de queso suave y espinacas, entre otros rellenos. Aquí y en la mayoría de los puestos de burekas, las sirven con huevos duros que se conocen como  ”haminados” palabra que viene del Ladino, un dialecto con Castellano-Hebreo como base.

Aparte de ser introducidos a los comercios de esta central de abastos, el eqipo de VibeIsrael nos presentó a un grupo de bloggers de cocina locales, por lo cual después de probar todos los puestos del Levinsky partimos cada blogger latino con un blogger local para descubrir Tel Aviv desde su propia óptica.  Tuve la suerte de conocer a Maya Marom, una super famosa escritora de cocina, quien tambien escribe un blog llamado Bazekalim, uno de los blogs más seguidos en Israel. Maya también se dedica al estilismo culinario y tiene una revista que auto publica, con el mismo nombre que su blog, si escriben Hebreo no dejen de checar su sitio. Antes de dirigirnos a su piso, paramos por un café turco en un lindo cafecito llamado  Café Kaymak.

El tiempo en el departamento de Maya corrió como agua entre las manos. Es super energetizante conocer gente con objetivos similares. y Maya no fue la excepción. Con una frescura y amabilidad, Maya me hizo sentir en casa, y me dejó jugar con su colección enorme de props culinarios. En las siguientes líneas, es Maya quien toma el relevo y nos enseña como hacer un buen hummus, un platillo que como el muy mexicano  Guacamole es muy fácil de preparar pero se interpreta tan mal, así que allez, vamos a aprender de la experta. . - h

RECETA DE HUMMUS X MAYA MARON / BLOG BAZEKALIM

Hummus es mejor cuando se consume fresco, aún tibio. El dip se mantiene en refrigeración sólo por dos días, por lo que es recomendable hacer pequeñas pociones y congelar los garbanzos ya cocidos con un poco de líquido para cuando hay el antojo.

Como hay muy pocos ingredientes en este spread adictivo, es importante asegurarse de usar la mejor calidad de cada producto. Cuando compres los garbanzos asegúrate de que lo haces en un lugar con alta rotación para evitar comprar algo rancio o viejo. Si no tienes la posibilidad de usar garbanzos crudos puedes optar por garbanzos de lata ya cocidos, sólo escúrellos y lávalos muy bien varias veces, y no le menciones a nadie con aunque sea una remota herencia del Medio Oriente lo que hiciste, o serás altamente criticado.  :)

Aún más importante, la calidad de la pasta de Tahini debe ser de primera, al probarlo directo del frasco, no debe quedar un gusto amargo. Ambos, la pasta de tahini y los garbanzos se pueden comprar en tiendas especializadas con productos del medio Oriente.  * Maya usó su marca favorita de tahini,  Aljamal, la del camellito rojo. En cuanto a los garbanzos es importante mencionar que allá son mucho más chiquitos y flaquitos que los garbanzos en Occidente. Si te interesa descubrir más sobre ambos lee  this post de David Lebovitz sobre su propia experiencia cuando visitó una fábrica de tahini en Israel en 2012 con VibeIsrael.

En los lugares donde se vende hummus, generalmente se usa ácido cítrico para dar el punch tan característico, además de que sirve de conservador. Si lo usas hazlo en cantidades muy moderadas, pizquita por pizquita, o de lo contrario arruinarás el hummus.  *Estudios recientes han comprobado que el ácido cítrico industrial es producido no a base de jugo de cítricos, sino de un hongo fermetado con maiz transgénico. También se han encontrado casos de alergias al ácido cítrico industrial, personalmente prefiero preparar mi hummus con jugo de limón. 

Ingredientes

2 tazas de garbanzos secos

media cdita de bicarbonato de sodio

2/3 taza de tahini (pasta de ajonjolí/sésamo)

1-2 cdas jugo de limón ó  una pizca de ácido cítrico

sal al gusto

agua restante de la coccion (alrededor de media taza)

aceite de olivo

fleur de sel

paprika en polvo

piñones o garbanzos cocidos (opcional)

En un bowl cubrir los garbanzos con agua y dejarlos reposar toda la noche. (van a doblar su volúmen).

Colar y pasar por agua, colar de nuevo. Verter los garbanzos colados en una olla normal o de presión, cubrir de agua y llevar a hervor. Bajar la temperatura, añadir el bicarbonato de sodio (este es el truco para suavizar los garbanzos en tiempo record), dejar cocer a fuego bajo por 2 o 3 horas o hasta que estén bien suaves. El tiempo variará de acuerdo a los garbanzos (tamaño…). Si usas una olla de presión, el tiempo se reducirá a unos 40 minutos. La cantidad  de garbanzos en esta receta es para dos porciones.

Cuela tres tazas de garbanzos cocidos y todavía calientes (guarda un poco de líquido), y viértelos en un procesador de alimentos (por ejemplo un Vitamix funciona bien, un licuador simple no sirve para esta funcion), añadiendo un poco de sal, el jugo de limón o ácido cítrico. Mezcla hasta que logres una pasta bien tersa. Con el motor prendido, vierte gradualmente el tahini hasta que la pasta adquiera la consistencia de una masa para bizcocho (pastel). Añade un poco del liquido de coccion (unas cuantas cucharadas) si te ha quedado muy duro. Ajusta el sabor con más sal, tahini o jugo de limón, según sea necesario.

Sirve inmediatamente con un poco de polvo de paprika, perejil picado y montones de aceite de oliva. Piñones tostados tambien le van muy bien. Si piensas refrigerarlo, prepara tu hummus un poco más ligero, ya que endurece en el frío.

Variacion: Añadir un pequeño ajo le da un sabor delicioso, pero es considerado totalmente un sacrilegio.  - m

ndlr - notas  aclaratorias x AromasnSabores/Heidi Leon Monges 

(más…)

Aromas 'n Sabores es un lienzo donde compartimos comida sana con un spin internacional pero usando productos locales y lo que tenemos en el frigo. En AnS esperamos inspirar tu día a día con viajes, recomendaciones culinarias, un poco de jardinería y belleza green